Aranjuez tiene la menor tasa de empleo

Aranjuez sigue teniendo la menor tasa de empleo entre las ciudades madrileñas

Redación/Aranjuez Información

Con menos de 19.000 residentes con empleo, Aranjuez es la única de las grandes poblaciones de la Comunidad de Madrid en la que no llega a la mitad la ratio de ciudadanos en edad de trabajar que realmente tiene un puesto de trabajo.

La llamada ‘tasa de empleo’, magnitud económica que mide con más precisión la fuerza laboral de determinado territorio, muestra cómo el epicentro de nuestro empleo sigue desplazado.

Hacia el norte de la ciudad de Madrid en lo referente a empleo cualificado.

Hacia los desarrollos industriales de municipios limítrofes, tanto de Madrid como de Toledo, para perfiles básicos.

Así las cosas, la Comunidad de Madrid cifra en su base de datos un total de 18.800 residentes de Aranjuez con empleo, frente a una población en edad de trabajar de alrededor de 40.000 habitantes.

En total, una tasa de empleo de un 48%, la única por debajo del 50% entre las grandes ciudades madrileñas.

Esto significa que Aranjuez tiene la menor tasa de empleo de las ciudades de Madrid.

Los municipios más al sur y en el corredor de la A4 son, precisamente, los que presentan menores tasas de empleo en nuestra región.

No sólo Aranjuez; la ratio en Navalcarnero, Ciempozuelos y Valdemoro apenas alcanza el 55%,

En Pinto y Parla se queda en el 56%.

En el resto de los municipios de mayor tamaño de Madrid, este cociente está por encima del 60%.

Municipios con estructuras económicas y laborales diversificadas y dinámicas, con combinación equilibrada de industria y servicios, ofrecen tasas de empleo muchísimo mayores.

Y no es necesario irse muy al norte.

Hacia el corredor camino de la A3 se observan núcleos laboralmente muy dinámicos.

Empezando por San Martín de la Vega, con una tasa de empleo del 60%.

Más arriba, Rivas y Arganda, con un 63% de ratio de ocupados frente a residentes en edad activa.

Ya camino al corredor del Henares, Mejorada del Campo y San Fernando, cuya tasa de empleo está por encima del 68%.

El municipio madrileño con mayor ratio está justo al lado: Coslada. El 73% de sus residentes en edad de trabajar tiene en efecto un trabajo.

Esta magnitud, al referirse a residentes con empleo, se refiere no sólo a la capacidad del municipio de dar trabajo a sus habitantes.

También atiende a la movilidad de estos, y a la posibilidad de encontrar un empleo en su ciudad o en otras.

De esta manera, las bajas tasas de empleo de Pinto y Valdemoro, por ejemplo, corresponden sin embargo con un alto porcentaje de empleos creados en sus municipios, algo que también sucede en Arganda, y menos en Rivas.

En el lado contrario, municipios del norte de Madrid como Colmenar Viejo o Collado Villalba tienen altas tasas de empleo pero bajo nivel de empleos en sus municipios, lo que indica una alta movilidad laboral intermunicipal, fundamentalmente hacia Madrid, Alcobendas, Las Rozas o Pozuelo.

En este caso, Aranjuez también sale muy mal parado. No sólo la tasa de empleo general es baja, sino que los trabajadores que aguantan sus trabajos también se ven sometidos a una importante movilidad intermunicipal.

La Seguridad Social cifra en 14.800 los afiliados en centros de trabajo ribereños, lo que supone un déficit de 4.000 empleos locales frente a los 18.800 residentes con empleo.

Diversas encuestas y estudios laborales de la Comunidad de Madrid cifran en torno a 8.000 los vecinos de Aranjuez que trabajan fuera de la ciudad.

El empleo, en efecto, es el principal reto de la ciudad en el corto y el medio plazo.

Y los perfiles y demandas registradas en los servicios públicos de empleo, dirigidos a puestos industriales y de servicios a empresas, desmienten al turismo como principal motor de dinamización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *